viernes, 11 de mayo de 2012

CABALLAS DE LA CALETA

De mi tiempo en Cádiz guardo en la memoria una ciudad luminosa con aromas yodados, con cantes que salen de los patios, de las tabernas, ¡Ay Pali!. Cádiz, blanca, marinera, sí, marinera. Marineros los guisos de rayas, de chocos, de atún… Del mar las ortiguillas, las coquinas y los róbalos, las palometas, el sargo… También de la mar, de los esteros, las bocas, los ostiones, las almejas, los poderosos langostinos.
Cádiz olor a salitre que llega de lo hondo de la bahía. De ella, de la bahía, las caballas que ahora, cuando se anuncia el verano, comienzan a tener su punto de grasa. Hoy os traigo aquí, fruto de esa memoria gastronómica gaditana, las primeras caballas de la temporada. Económicas y muy saludables al ser un pescado azul.
La receta es una receta que recupero de una antigua taberna gaditana, Casa Tadeo. Ingredientes. Caballa en lomos -le tendremos que pedir al pescadero que nos limpie muy bien las espinas-, cebolla, pimiento morrón, pimiento verde, calabaza, zanahoria, ajos, vinagre y aceite.
En una cazuela o sartén ponemos un chorro generoso de aceite, los ajos y el resto de hortalizas que dejamos pochar a fuego muy lento, unos 20 minutos. Mientras tanto habremos untado de vinagre, con un pincel de cocina, los lomos de las caballas. Ponemos sobre ellos ajos picados muy finos.
Finalizamos el plato colocando las caballas con la piel hacia abajo en las hortalizas, que permanecen al fuego, y ya todo junto y a fuego bajo dejamos hacer los lomos de caballa. Este es un plato muy rico y sano y algo muy a tener en cuenta, es un plato muy económico. Las caballas pueden ser sustituidas por estorninos o también por chicharros.Se acompaña bien con vinos blancos del Condado. Un placer.